• Vie. Nov 27th, 2020

Célula Radio

La evolución de tus sentidos

Gobierno anuncia medidas económicas para la clase media, invitándola a seguir endeudándose.

Através de una gráfica en redes sociales, la Fundación SOL resumió el estado financiero de las familias chilenas mediante cinco datos: 75% de los hogares chilenos están endeudados, 82% de los mayores de 18 años están endeudados, cinco millones de personas se encuentran morosas y 635 mil sostienen deudas con la banca por estudiar en la educación superior.

Lo anterior supone que las deudas afectan a 11,5 millones de personas, aproximadamente, a lo que se suma lo que reporta el Diario Financiero: la deuda de los hogares alcanza máximos históricos al cierre del 2019, representando el 74.5% de los ingresos familiares.

Bajo este panorama, el presidente Sebastián Piñera anunció un paquete de medidas destinadas a afrontar la crisis económica gatillada por el coronavirus bajo el título de Plan de Protección de la Clase Media. Del anuncio, la principal medida orientada a generar ingresos a las familias chilenas durante la crisis sanitaria consiste en la entrega de un crédito blando con interés cdro –aunque reajustable por IPC– cuyo plazo de pago será de cuatro años con un año de gracia.

“Es una bomba de tiempo, esto es endeudar a los hogares endeudados”, asegura Marco Kremerman, investigador de Fundación SOL. El crédito llega a un Chile que, de acuerdo con la última versión de la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE (2017), tiene al 75% de sus hogares endeudados. Algo que solo puede haber empeorado, tras el estallido social y la pandemia.

“Perfectamente podríamos estar hablando de un 80% endeudado en Chile en este minuto, y podríamos perfectamente llegar al 85% después de la pandemia si se le sigue endeudando”, asegura el también académico de la Universidad de Santiago y Universidad de Chile.

Otro factor a considerar a la hora de asumir un nuevo crédito es el alto porcentaje que ocupa la deuda en el sueldo de las familias chilenas. Según el Banco Central, de cada $ 100 que ingresaron a los hogares chilenos el último semestre de 2019, $ 75 correspondieron a deuda.

El peak histórico de deuda en la sociedad chilena viene, además, acompañado de un alto porcentaje de morosidad. Según información publicada por el periódico español elDiario.es en julio del 2019 (antes del estallido social y la pandemia), “un 26% de los chilenos tienen deudas vencidas”, llegando a un total de 4,6 millones de personas morosas en el país. Muchas de estas deben recurrir a préstamos, es decir, a nuevas deudas, para así poder pagar cuotas vencidas. La famosa bicicleta.

Para Alberto Mayol, vicedecano de la facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago, el anuncio corresponde a una “solución a la problemática dentro del modelo”, algo que podría significar la caída del modelo dado el nivel de deuda que ya sostiene el país. “Lo que estamos viendo es una economía que está incapacitada para poder funcionar, para poder inyectarse recursos sin la creación de dinero ‘un poco artificial’”, explica.

La medida llega en medio de la discusión en la Cámara y el Senado sobre entregar el 10% de los ahorros pertenencientes a los trabajadores -buena parte de ellos de las clases medias- que así lo requieran para sortear este difícil momento, pero que se encuentran en los los fondo de pensiones, sin posibilidad legal de ser entregados a sus dueños hasta el momento de la jubilación.

Lo paradójico de la situación es que las medidas del gobierno promueven mayor endeudamiento, en circunstancias en que los ahorros existen.

Al respecto, el investigador de Fundación SOL indica que retirar el 10% de los ahorros de las AFP “es una medida que contraviene los principios de la seguridad social, pero dado que Chile no tiene seguridad social y que en estos momentos los sectores medios siguen sin una solución concreta, sería una mejor medidam, siempre y cuando no tenga que ser devuelto por las personas”.

Más CAE y subsididos habitacionales

El paquete de medidas del Plan de Protección de la Clase Media incluye, además, la extensión para la postulación al Crédito con Aval del Estado (CAE). Estudios de Fundación SOL indican que dentro de quienes tomaron el CAE para poder pagar sus estudios, un 44% se encuentra moroso. “Probablemente ya están sobre el 50% a raíz de la pandemia”, asevera Kremerman.

El anuncio además incluyó una ampliación del subsidio de arriendo, el cual por tres meses subsidiará hasta $150 mil para arriendos de hasta $400 mil; y por último, la postergación de dividendos hipotecarios, incluyendo la postergación de hasta seis dividendos, los cuales deberán ser pagados al término del pago del crédito asumido con el banco.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *