Mié. Oct 28th, 2020

El “Paso a Paso” y el camino hacia el rebrote. Las dudas que deja el plan de Gobierno ante el ansiado desconfinamiento.

4 min read

En CÉLULA RADIO, revisamos tres nuevos informes científicos sobre la evolución de la pandemia en el país y conversamos con tres expertos quienes advierten los serios riesgos de un rebrote, incluso de mayor magnitud, si no se corrigen importantes aspectos del plan.

LAS DUDAS DE LOS INDICADORES

Para pasar de una fase a otra, el Ministerio de Salud dispuso de siete indicadores: Capacidad UCI (regional y nacional), Re o promedio de personas que contagia una persona infectada, caída sostenida de los casos activos, positividad regional, porcentaje de casos aislados y porcentaje de casos nuevos que provienen del programa de trazabilidad.

Dennisse Brito, experta en Salud Pública y académica de la Escuela de Enfermería de la U. Diego Portales, destaca que “el desconfinamiento en fases es algo que se ha usado en otros países, es muy similar a lo que se hizo en España y ha sido probada”.

“Los indicadores que ha fijado el Minsal son criterios internacionales, no obstante, ha existido una falta de transparencia y de claridad en muchos de ellos. Por ejemplo, el tema de la trazabilidad. Estas cinco etapas tienen varias deficiencias en el sentido de que falta información relevante”, agrega.

En la misma línea, la dra. Francisca Crispi, integrante del departamento de políticas de salud y estudios del Colegio Médico, precisa que “los indicadores presentados van en la línea correcta, pero son mejorables”.

Los siete indicadores y sus umbrales para pasar de una etapa a otra. Foto: Ministerio de Salud

“Para esto, es fundamental que exista un espacio para discutirlos con los expertos y actores sociales: Consejo Asesor, Sociedades Científicas, Mesa Social, etc. Las fases e indicadores les deben hacer sentido a la ciudadanía y para aumentar la confianza en el mismo, la participación de expertos es fundamental”, añade.

Este hecho es advertido en el último informe del centro de estudios Espacio Público, donde los investigadores manifestaron su preocupación de que “este plan no se haya trabajado de una manera todo lo participativa que hubiera sido deseable, para generar adhesión instantánea y cohesión en torno a un objetivo común de parte de las sociedades médicas”.

En el documento se agrega que “la importancia de un trabajo participativo en el diseño radica en que la definición de los niveles de los indicadores de salud debe generar consenso científico y no despertar resquemores de que se está avanzando en la apertura demasiado pronto. Tal como lo hemos mostrado en otros informes, existen ejemplos de países donde los pasos se dan con valores más estrictos que los planteados por el gobierno: Capacidad hospitalaria UCI menor a 70% en el estado de Nueva York, menor a un 80% en San Francisco, y entre 0% y 40% en Francia en la situación de apertura más amplia”.

 

El ingeniero Ernesto Laval, doctor en educación de la U. de Bristol y experto en visualización de datos, reconoce que tiene dos reparos con el plan. Uno de ellos es comunicacional porque “poca gente entiende qué significan estas cinco fases, estoy seguro. La única que entendemos es la primera, que se llama cuarentena. Después hablamos de transición, preparación, apertura, fases que no comunican qué es lo que está pasando con el control de la epidemia”.

“Está trastocado el mensaje, porque está asociado a las medidas, en vez de ser un mensaje asociado al avance del virus. Conceptualmente, son indicadores que tienen que estar ahí. Pero cuando se ven los umbrales que se definen para los distintos pasos, yo tengo tremendos reparos con esos umbrales”, agrega.

Laval incluso concuerda con las palabras del ministro de Salud, Enrique Paris, respecto a la Región Metropolitana. “Cuando yo veo todos estos indicadores y veo los números de la RM, cumple con todos estos criterios para dar el primer paso. Pero eso es súper peligroso, porque no tenemos ninguna evidencia de que hayamos recuperado el control de la epidemia. Eso es un riesgo tremendo, podríamos volver atrás con todo el costo que ha significado para las personas, que ha sido gigantesco”.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *