Vie. Oct 23rd, 2020

Piñera aplica esfuerzo adicional en el Ingreso Familiar de Emergencia.

3 min read

Durante todo el día miércoles se ha debatido en la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados la reforma constitucional que permitiría el retiro del 10% de los fondos de pensiones, iniciativa que no cuenta con el apoyo del Gobierno. De hecho, en paralelo trabajó en nuevas propuestas para ayudar a la clase media afectada por la pandemia, todo para que el oficialismo se aúne y rechace esta iniciativa que se discute.

Y, al parecer, hubo acuerdo en el oficialismo, ya que el Gobierno de Sebastián Piñera realizó un esfuerzo adicional y fortaleció el plan de ayuda para la clase media luego de diversas conversaciones con parlamentarios de Chile Vamos. Con esta última propuesta, el Ejecutivo busca que no prospere el proyecto que retira fondos de las AFP para enfrentar la pandemia, el que, hasta ahora, podía ser aprobado con votos oficialistas.

El acuerdo alcanzado será oficializado esta tarde y establece que “no se remite únicamente a ampliar los beneficios para la clase media. Se refiere también a un acuerdo político entre los partidos de Chile Vamos de forma tal de generar una articulación político-estratégica fluida que propenda a la unidad y al actuar conjunto entre el Ejecutivo y los parlamentarios”.

Son cuatro puntos los que incluye esta propuesta. El primero, es la creación de un Ingreso Familiar de Emergencia Plus, el que estará disponible para todas aquellas personas inscritas en “el Registro Social de Hogares de forma tal de facilitar el ingreso a familias de clase media que hoy quedan fuera”.

“Para estos efectos se elimina, a la hora de postular al beneficio, el Indicador Socioeconómico de Emergencia (ISE) y el requisito de vulnerabilidad del RSH. A su vez, el Gobierno se compromete a facilitar la inscripción de grupos de beneficiarios que puedan ser reunidos o juntados por los gobiernos locales u otras autoridades con despliegue en terreno”, agregan en este punto.

En segundo lugar, se mencionan nuevos tramos para el subsidio de arriendo. Se trata de 50.000 subsidios adicionales a los 50.000 ya anunciados el domingo 5 de julio, junto con un nuevo tramo de subsidio de hasta $250.000 para arriendos de hasta $600.000 y un plazo de 3 meses, con costo total de US$ 50 millones.

El Préstamo Estatal Solidario es el tercer punto. “Un 25% del monto solicitado será un subsidio. El restante 75% seguirá siendo contingente al ingreso. Por ejemplo, una familia que accede a un préstamo solidario por el monto máximo de $650 mil mensuales por 4 meses, lo que significa un préstamo solidario total de $2.600.000, quedará comprometida a enterar, contingente a su ingreso futuro, $1.950.000. De esta forma queda liberado del pago de $650 mil, equivalente a una de las 4 mensualidades recibidas”, explican.

Para poner esta transferencia directa en perspectiva: “Para el 80% de aquellos afiliados que no cotizan regularmente (5.250.000 personas o 52% del total de afiliados), esta cifra es mayor que la que obtendrían con el retiro del 10% de sus saldos en sus cuentas individuales. Para trabajadores que se encuentran suspendidos o desempleados y que son beneficiarios de Fondo de Seguro de Cesantía, esta transferencia es mayor que el retiro del 10% en más de la mitad de los casos”. En tanto, “para los trabajadores cuenta propia (emprendedores individuales), a efectos de determinar la base de ingresos contra la cual se determina la caída de los mismos, se considera el período base de ingresos entre sept-18 y sept-19”.

Finalmente, habrá una postergación de cuotas de crédito hipotecario con garantía estatal, que ampliará de 29 a 89 días el plazo máximo de mora para acceder a la postergación de las cuotas de dividendos hipotecarios por 6 meses. En este caso, el plazo de postergación del dividendo será el plazo residual entre el periodo de mora y los 6 meses planteados.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *