Vie. Oct 30th, 2020

Colo-Colo sigue en su paso firme al descenso y cae ante Huachipato.

2 min read

Solo la debacle que protagoniza La Serena se opone a que Colo Colo sea el colista del Torneo Nacional. En la despedida de Gualberto Jara, el ‘Cacique’ perdió por 1-0 frente a Huachipato en el Monumental, y suma un nuevo episodio a la crisis que golpea a todos los sectores de la institución.

Los albos evidenciaron una leve mejora en cuanto a lo futbolístico en la etapa inicial, pero aquello se esfumó en el complemento con un error de Felipe Campos. Aún así, debe haber sido la mejor cara del equipo en lo que va de temporada, dejando de lado el 3-0 ante Palestino de la primera fecha.

Un escenario que traduce el pésimo momento que se vive en Macul. En el inicio, al menos, hubo ganas: a los 5′, Suazo inquietó a Castellón. Bolados encaró por el flanco derecho, descargó para el zurdo y este disparó, pero el meta respondió. Colo Colo era dueño de la pelota y en ciertos pasajes en los que Matías se atrevía a encarar, se acercaba al sector acerero. 

A veces con muy poco claridad, pero lo hacía, a diferencia de lo que ha exhibido a lo largo de la temporada. De esas jugadas, de las que también había influencia de Bolados con su velocidad, igualmente surgieron remates de Paredes, Valencia y Suazo nuevamente. De cabeza, con el borde externo, de media distancia. Y otros, sin mayor trascendencia.

Huachipato, en tanto, aprovechaba los balones largos a la espalda de la dupla de centrales conformada por Insaurralde y el debutante Rojas -de buen cometido-, y Cris Martínez aportaba con su rapidez para incomodar a Campos. Sin embargo, en ningún caso eran factores que podían incidir en el marcador. Eso, hasta que una desconcentración en un córner definió el partido.

Campos, que tampoco escapa del horror, cometió un penal y el capitán de Huachipato, Claudio Sepúlveda, lo cambió por gol a los 54′. Era el reflejo de la campaña que ningún hincha querrá recordar en los próximos años. Así, la visita puso en grandes aprietos a su rival. Aunque no porque le pasó por encima, sino porque los albos carecieron de ideas para reaccionar. De hecho, Huachipato terminó el partido con 10 hombres tras la expulsión de Escobar.

Por nombres, Colo Colo luce, pero colectiva e individualmente es un completo desastre. Gualberto Jara intentó cambiar la dirección del encuentro haciendo ingresar a Parraguez, Cruz y Costa, más no encontró respuestas. Ni la suerte acompaña y Costa lo evidenció en un mano a mano sobre el final. Gustavo Quinteros tiene trabajo. Demasiado, a decir verdad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *