Una discusión recurrente desde el denominado estallido social de octubre de 2019, e ineludible desde el viernes 5 de marzo de este año, cuando un grupo de individuos intentó cortar una de las patas del caballo y posteriormente prendieron fuego a la estructura. Así como el pasado lunes 8 de marzo, se hizo el amague de derribar el monumento.

Sucesos que incluso llevaron al Consejo de Defensa del Estado a presentar una querella contra quienes resulten responsables por el delito de incendio calificado. “Lo anterior, por considerar que la gravedad de los hechos cumple con los criterios de intervención acordados por el Consejo en relación con este tipo de acciones que afectan severamente el patrimonio nacional”, informó el CDE por medio de un comunicado.

En la reunión del Consejo de Monumentos, el organismo técnico encargado de la “protección y tuición del patrimonio” monumental, resolvió por unanimidad de 20 votos, que la estatua de Baquedano sería removida de su lugar este viernes -93 años desde su inauguración en 1928-, para proceder a su restauración.

Según informó la entidad en el punto de prensa de esta tarde, trabajarán “en el menor tiempo posible”, y de acuerdo a los antecedentes recabados en las visitas técnicas, el consejo acordó:

1. El retiro temporal de la escultura ecuestre como medida preventiva para trabajos de restauración integral. Esto para velar también por la seguridad de las personas. Además mencionan que las intervenciones realizadas anteriormente, no puede entenderse como restauración.

2. Se acordó realizar resguardo de la tumba del soldado desconocido.

3. Se acordaron obras de protección al pedestal o base de piedra del monumento.

4. En el tiempo intermedio se solicitó mayor resguardo policial de la obra.

Previo a la resolución presidida por el subsecretario de Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda, desde la bancada UDI expresaron por medio del jefe de bancada, Juan Antonio Coloma, junto con el diputado Sergio Bobadilla, que “las democracias sólidas nunca ceden ante la violencia”, y que si se resuelve retirar la estatua “se estaría haciendo eco de los llamados de la izquierda extrema a quemarlo todo”.

Luego se refirieron directamente a la Ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, afirmando que “se quedará sin respaldo político de esta bancada” en caso que se procediera a su traslado.

El Intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara también se refirió esta mañana a la posibilidad de trasladar la estatua. “Desde luego que vamos a respetar y acatar la instrucción del CMN. Creo, sin embargo, desde nuestro punto de vista, no aparecen razones para revertir los motivos que tuvo el país para poner en ese lugar de importancia al general Baquedano y al soldado desconocido”, dijo.

“Fue por el trabajo que ellos realizaron por el país, básicamente en la Guerra del Pacífico, que se decidió poner en un lugar destacado a una figura tan destacada como el general Baquedano y sus hombres. No veo que haya una razón para desconocer los motivos que tuvo Chile en su momento para instalarlos en el lugar”, agregó el Intendente.

Anteriormente, el traslado de la estructura fue discutido en la Sesión Ordinaria del CMN el 8 de enero de 2020, en una reunión presidida por Emilio De la Cerda Errázuriz, Subsecretario del Patrimonio Cultural y Presidente del CMN.

Según detalla el acta correspondiente, en la instancia se plantearon tres alternativas de acción: “permanencia del monumento, su traslado parcial y el traslado completo, detallándose un plan de acción para cada una de estas opciones”.

Por unanimidad, se acordó “mantener el monumento en su emplazamiento y proceder de manera urgente al retiro o refuerzo de los elementos con riesgo de caída o pérdida”, así como “constituir un equipo técnico que analice las distintas alternativas de medidas de protección y reforzamiento que resguarden la integridad del bien y de las personas, el cual deberá ser integrado por especialistas de las diversas disciplinas atingentes”.

También se detalló que se deberá “mantener el monitoreo del monumento y evaluar las iniciativas sobre la permanencia en el lugar o el eventual retiro, traslado y resguardo temporal del bien, poniendo a su disposición las competencias técnicas y la información del CMN”.

Para tal discusión, se presentaron también los argumentos de senadores y diputados UDI, quienes expresaron su rechazo a la posibilidad de retiro del monumento a Baquedano, ya que “representaría una claudicación del Estado frente a los violentistas e impulsaría a continuar atacando estos bienes públicos”.

Por su parte, el Secretario de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía, Patricio Eberhard, solicitó el retiro temporal de la estatua para su protección. Y el Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, manifestó la “preocupación de su institución ante la reiterada acción vandálica”, para luego solicitar “que se realicen todas las medidas para su resguardo”, que de no ser posible, “la institución es partidaria de su traslado a un lugar que resguarde y garantice su cuidado”, concluyeron.

Consultados por La Tercera PM a comienzos de esta semana, los candidatos a la gobernación de la Región Metropolitana dieron a conocer sus ideas para el controversial monumento.

Las propuestas oscilan entre aplicar sanciones más duras para quienes dañen este y otros monumentos -Rojo Edwards (Republicanos)-, un rediseño completo de la zona -Claudio Orrego (DC)-, la realización de consultas ciudadanas para definir el destino de la estatua -Karina Oliva (Comunes), Catalina Parot (Evópoli), Pablo Maltés (Partido Humanista)- y trasladarla a otro lugar -Fresia Quilodrán (Unión Patriótica) y Nathalie Joignant (Partido Ecologista Verde).

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *