Colo Colo tuvo su milagro: en un partido muy tenso y donde ambos necesitaban ganar como único resultado, el Cacique venció a Coquimbo Unido por 2-1 con agónico gol de Javier Parraguez en la última jugada del partido y tras revisión del VAR, dado que lo habían anulado por offside inexistente.

En el primer tiempo, la zaga de Colo Colo se mostró algo tensa ante una buena presión de Coquimbo Unido y lo demostró a los 8’, cuando se toparon entre César Fuentes y Maximiliano Falcón, luego pifió Brayan Cortés y Gustavo Quinteros desató su ira pidiendo más concentración. Poco antes, Diego Vallejos le cabeceó a las manos tras un lateral al portero del Cacique.

En ofensiva, la mejor arma del dueño de casa era el joven delantero argentino Pablo Solari, quien insistió en llevarse a Nicolás Berardo, tiró un par de centros y avisaba lo que se venía, mientras que John Salas probó con un envío a los 17’ que calzó Jeyson Rojas a pie cambiado y casi marca un autogol.

Así llegó el minuto 17: córner tras la misma acción del joven e improvisado lateral derecho de Colo ColoNicolás Berardo pivoteó y Diego Vallejos se zambulló en el segundo palo para anotar el primero que, se esperaba, iba a ser un mazazo para el Cacique.

No obstante, reaccionó de inmediato Colo Colo, como lo no había hecho cuando le marcaban: en la jugada siguiente, contra, Pablo Solari por derecha, pase por bajo para Gabriel Costa, control y definición del ahora volante uruguayo-peruano para el 1-1 con el que se irían al descanso.

En el segundo tiempo, Diego Vallejos definía a los 55’ tras remate pifiado de Jorge Gatica y Coquimbo celebraba, pero el ex Audax Italiano estaba offside. Del otro lado, Colo Colo probó con una conducción de Jeyson Rojas, centro de Pablo Solari, punteó Iván Morales pero desvió.

A los 71’, Pablo Mouche combinó con el recién ingresado Javier Parraguez, el Búfalo definía pero antes le rebotó en la mano, mientras que Ignacio Jara sacó un sablazo tremendo de zurda a los 78’ que obligó a una reacción impresionante de Matías Cano.

Coquimbo se vio algo cansado y no tan a disgusto con el empate, habida cuenta que aún tiene duelos pendientes. Para Colo Colo, en tanto, no era tan positivo e intentó a los empujones: tuvo una media vuelta Javier Parraguez y elevó, luego un cabezazo de Gabriel Costa que se fue elevado y así llegó el minuto de lo increíble…

El reloj marcaba casi 95 minutos y el juez central, Héctor Jona, había dado cinco de agregado. Brayan Cortés salió con una pelota larga y Javier Parraguez recibió un foul cuando trató de controlar. Tiro libre en el último segundo que sirvió Pablo Mouche y el propio Parraguez la clavó de cabeza al primer palo de Matías Cano, pero la celebración le duró poco: había sido anulado por presunto offside.

No obstante, Federico Pereyra, el mismo que había hecho la falta, se quedó enganchado marcando a Julio Barroso y habilitaba claramente a su ex compañero en Huachipato, Javier Parraguez. La jugada la vieron en el palco los lesionados y se pusieron a celebrar antes de que el árbitro cobrara hasta que, finalmente, Jona concedió el tanto.

Increíble final para un Colo Colo que celebró como la final que era y un Coquimbo que no daba crédito a lo que había pasado. Además de lo numérico, un tremendo golpe en ambos sentidos para los dos equipos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *