Como cada 24 de mayo desde 2009, los chilenos celebrarán este lunes el Día del Completo, iniciativa que nació de la mano de la cadena Dominó para conmemorar la apertura de su local en calle Agustinas, pero que en la actualidad es un evento de la gastronomía popular que se festeja con ofertas en los puestos dedicados al sándwich nacional por excelencia.

La historia más aceptada sobre el origen del completo se remonta a  la década de 1920, cuando Eduardo Bahamondes Muñoz trajo la idea del replicar el hot dog estadounidense en tierras chilenas, pero con más sabor que la versión norteamericana.

En el “Quik Lunch Bahamondes”, su local en el Porta Fernández Concha, epicentro santiaguino del completo, este emprendedor agregó mayonesa, chucrut, tomate, palta, cebolla y perejil, entre otros ingredientes, al pan vienesa, kétchup y mostaza de la receta original.

Desde la Plaza de Armas de Santiago, la preparación se popularizó por el país y aparecieron las diferentes versiones para satisfacer el hambre de los comensales. El italiano, que incluye palta, tomate y mayo, ganó popularidad con el paso de los años y es la encarnación del completo más repetida en la boca de quienes lo prefieren.

En Talca, los carros de completos de las calles 5 oriente y 5 oriente son famosas por prepararlos con el pan calentado al vapor, lo que agrega otra textura a la degustación del sándwich. 

En 2009, para grabar un capítulo de su programa Sin Reservas, el fallecido chef Anthony Bourdain visitó y Chile probó un completo en el Sibarítico, de Viña del Mar, reconocido por el tamaño de su preparación. El chef tuvo problemas para comerlo y lo abandonó por la mitad.

“Qué tan borracho debes estar para comerlo entero”, dijo mientras trataba de dilucidar como masticar un completo italiano.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *