“Abuelo gobernador”, repitió durante estos últimos meses la diputada humanista Pamela Jiles, transformando cada aparición pública en un acto de campaña a favor de su pareja, el candidato a gobernador metropolitano Pablo Maltés.

Sin embargo, el “grito de guerra” de la controvertida parlamentaria terminó en un rotundo fracaso, porque su pareja terminó quinto, y muy lejos de pasar a la segunda vuelta, que era su objetivo.

La debacle de Maltés impacta en las aspiraciones presidenciales de Jiles, cuyo posicionamiento en la carrera hacia La Moneda está estrechamente ligado a la suerte del candidato a gobernador en su aventura metropolitana y confirma que su adhesión que tiene la periodista con sus “nietitos” en las encuestas no necesariamente se traduce en votos.

En la RM con el 20,74% de las mesas escrutadas, las urnas decretaron que el balotaje será definido por el candidato de Unidad Constituyente, Claudio Orrego (DC) y la del Frente Amplio, Karina Oliva (Comunes) quienes definirán el cargo el próximo 13 de junio al obtener 24,67% y 22,47% respectivamente.

En tercer lugar se ubicó la candidata de Chile Vamos, Catalina Parot (Evópoli) con 16,47%, luego la ecologista Nathalie Joignant con 15,21%, quien se transformó en la sorpresa de la jornada.

En quinto puesto recién apareció Pablo Maltés, del Partido Humanista, con 10,28%.

Más atrás quedó el republicano Rojo Edwards, con 7,29%, Ricardo Javier Martínez (FRVS) con 2,12% y Fresia Mónica Quilodrán Ramos (UPA) con 1,50%.

La diputada Jiles incluso llamó a apoyar a Maltés ayer sábado en una controvertida aparición pública al llegar al local de votación, un tema que será analizado por el Servel y además insultó al Presidente Sebastián Piñera, fue denunciada por parlamentarios oficialistas a la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *