La senadora Jacqueline van Rysselberghe y la directiva del partido confirmaron este martes que el exsenador y fundador de la UDI, Jovino Novoa, falleció la madrugada del martes a los 76 años.

Novoa dirigió los hilos de la UDI junto al resto de los “coroneles” del gremialismo, ganando fama de “duro” durante la “transición”.

En el plano político, Novoa también sufrió un mazazo con el caso Spiniak y las acusaciones de abusos de la joven Gema Bueno que finalmente resultaron falsas. La supuesta participación de políticos fue denunciada en octubre de 2003 por la diputada María Pía Guzmán (RN), quien aseguró que en las bacanales que el empresario organizaba con menores de edad asistían dos políticos, dos de la Alianza por Chile y uno de la Democracia Cristiana (DC).

Novoa “sufrió ataques arteros y mentiras dolorosas que afectaron muchas veces su vida familiar y personal. Sin embargo, se mantuvo firme y con mucha entereza para seguir dedicado a la función pública”, comentó esta mañana el exdirigente de la UDI, Felipe Salaberry en Radio Cooperativa.

El coronel de la UDI sorteó esa historia, pero años más tarde caería en desgracia al convertirse en el primer político condenado por financiamiento irregular de la política a través de boletas pagadas por el holding Penta, que según la investigación se trató de pagos por servicios no prestados y donde fue apuntado por la Fiscalía como el “recaudador de fondos” para las campañas políticas del gremialismo.

El expresidente del Senado en democracia y subsecretario general de Gobierno durante la dictadura de Augusto Pinochet fue condenado en el marco del Caso Penta, y en 2019 cumplió con la pena de 3 años de firma mensual, un período donde se mantuvo a la cabeza de la Fundación Jaime Guzmán.

Después de la sentencia, nunca se reintegró a la vida partidista. “Sus últimos años los pasó en compañía de su familia y aconsejando con su sabiduría y experiencia a los nuevos líderes del partido”, aseguraron en la UDI.

En conversación con Radio ADN, la expresidenta del gremialismo dijo que no tenía mayores antecedentes, pero sostuvo que su fallecimiento pudo deberse a la enfermedad pulmonar que enfrentaba hace tiempo.

“No tengo mayores antecedentes, me lo comunicó un amigo de la familia, pero me imagino que es fruto de las complicaciones de su cuadro pulmonar. Fue un fumador durante toda su vida y me imagino que fue por todas esas complicaciones que falleció, tenía un problema pulmonar crónico y estaba con soporte de oxígeno”, dijo.

“Es una pérdida gigante, no solo para la UDI, me imagino para la familia y sus amigos, era una persona muy querible”, agregó van Rysselberghe.

En la misma línea, la directiva gremialista destacó que fue “fundador de la UDI junto a Jaime Guzmán, en donde impulsó un espacio de pensamiento reflexivo y acción territorial, sembrando un legado que permanece vivo hasta hoy (…) y legisló con una firme convicción de que las ideas de la libertad, la dignidad de la persona y la justicia eran las mejores para el país”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *