Universidad Católica volvió a festejar. Pasaron cinco partidos para que el bicampeón del fútbol nacional se reencontrara con las sonrisas. Pese a los líos que tuvieron para armar el equipo, los de Holan superaron 3-0 a Huachipato y se mantienen en lo más alto de la tabla. Hay que darle las gracias a los jóvenes, los llamados a renovar la cara del monarca.

Después de cuatro empates consecutivos (con Colo Colo, la U, Audax y Wanderers), y con La Calera respirándole en la nuca, la cuenta de ahorro de los cruzados se gastó. Se hacía imperioso para el líder volver a la senda ganadora. Pero tenían un problema para aquello: las bajas. Estaban afuera Zampedri (suspendido por amarillas), Fuenzalida y Puch (ambos lesionados). Y todo el diseño de Holan para el partido se desmoronó temprano, por más lesiones.

Gastón Lezcano duró siete minutos en la cancha. Se resintió y no pudo continuar. Lo reemplazó Alexander Aravena. Pero luego llegó la baja de Juan Fuentes, visiblemente más afectado, tras una falta de Oyarzún. Fue sacado en andas de la cancha. No podía estar en pie. Lo relevó Carlos Salomón. A la media hora, la UC tenía a siete canteranos entre los once: Rebolledo, Salomón, Parot, Saavedra, Tapia, Aravena y Valencia.

Ante un panorama así, casi la única posibilidad de generación de juego para Católica pasaba por los pies de Buonanotte. El argentino comenzó el juego en su posición natural, pero luego de los cambios se fue a la banda derecha. Es sabido que esa no es su ubicación, por lo mismo se perfilaba para su zurda y meter el balón al área. Las acciones del Enano no eran suficientes para socavar el planteo defensivo de los acereros, que fueron a jugar de contragolpe. Ni siquiera después de las modificaciones de los franjeados aceleraron el tranco. En los 34′, un remate del 18 rozó el poste izquierdo de Castellón, en la opción más cercana para abrir la cuenta.

Para el complemento, el desarrollo del juego no cambió tanto. Si la UC manejaba la pelota e intentaba generar peligro, Huachipato apelaba a aguantar en su terreno y salir rápido. Buonanotte se fue al centro, donde se siente mejor.

En los 54′, un remate del volante transandino se fue elevado. Dos minutos más tarde, un disparo de Tapia fue desviado por Castellón. Los sureños respondieron en los 59′, con un cabezazo de Mazzantti atajado por Dituro.

La calma llegó a los cruzados en los 68′, con el 1-0 de Valencia. El espigado delantero capturó un rebote de Castellón. Con ello, el partido se tornó completamente a favor del puntero, que con variantes jóvenes le dio más frescura a su escuadra y aumentó la distancia. Clemente Montes (otro elemento para seguir con atención) anotó el segundo y Marcelino Núñez hizo el tercero.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *