Aunque tenía dudas durante los últimos días sobre cuán efectivo sería hacer un cambio de gabinete, el Presidente Sebastián Piñera, según fuentes de gobierno, se decidió por concretar uno durante lo que queda de esta semana.

La idea de un ajuste en el equipo se venía evaluando desde el duro traspié que sufrió el Ejecutivo en el Tribunal Constitucional (TC), cuando este organismo no acogió a trámite el requerimiento del gobierno para frenar el proyecto del tercer retiro previsional de la oposición. Sin embargo, ese cambio quedó en pausa ante la proximidad de las elecciones y la posibilidad de encontrar una salida política a través del denominado acuerdo de “mínimos comunes” con la centroizquierda. Esto último, sin embargo, se comenzó a diluir.

Así, el ajuste finalmente se vio empujado, según dicen en el Ejecutivo, por la debacle electoral que sufrió el oficialismo el fin de semana en las elecciones, donde no consiguieron alcanzar el tercio de constituyentes, perdieron alcaldías emblemáticas y no lograron pasar a segunda vuelta en varias gobernaciones. Sobre todo, en la Metropolitana, donde Catalina Parot (Evópoli) terminó en cuarto lugar.

Desde ese día es que, reconocen en Palacio, se reactivó la idea de concretar una modificación. Así, de acuerdo a las mismas versiones, Piñera ya está conversando con su equipo para concretar el ajuste y también se ha contactado a algunos personeros del sector para que asuman en el gabinete.

En La Moneda dicen que se espera la salida de Karla Rubilar del Ministerio de Desarrollo Social, luego de las diferencias que trascendieron entre ella y el resto del comité político por la decisión de acudir al TC.

Así, de acuerdo a fuentes de Palacio, el Mandatario baraja que el ministro de la Segegob, Jaime Bellolio, asuma en Interior, y que el actual titular de la cartera, Rodrigo Delgado, también pase a otra cartera.

Las fórmulas, según transmiten en Palacio, son varias. Hay trascendidos que siguen mencionado a Andrés Allamand como una alternativa para Interior, y otros que dicen que Bellolio podría asumir en Desarrollo Social, mientras que la actual subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, podría ocupar su lugar en la vocería.

En el sector dicen que desde Presidencia han contactado a algunos de los derrotados de los comicios pasados, por ejemplo, al aún alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, quien no consiguió la reelección.

Sobre el futuro del jefe del Segundo Piso, Cristián Larroulet, dicen en Palacio que su permanencia o salida del gobierno sigue abierta. Que él ha transmitido su disposición para dejar el cargo y que depende de Piñera qué hacer.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *